Relojes Chopard

Chopard

En 1860, Louis-Ulysse Chopard, con 24 años, fundó su taller de relojería en Sonvilier, en el Jura suizo.

En 1937, la Maison, entonces dirigida por Paul-Louis Chopard, hijo de Louis-Ulysse, se trasladó a Ginebra.

La última generación de relojeros Chopard vendió la Maison a la familia Scheufele, de origen alemán, en 1963.

Esta última le dará a conocer una notoriedad importante y rápida, asociándole en particular a las creaciones joyeras.

Combinando relojería y joyería, Chopard creó en 1976 una de sus piezas emblemáticas, el «Reloj Happy Diamonds», con un conjunto de diamantes flotando alrededor de la esfera del reloj.

En 1985, por iniciativa de Caroline Scheufele, Chopard presentó su primera colección de joyas, Happy Diamonds (llamada así por el reloj del mismo nombre) antes de emprender con éxito el camino hacia la Haute Joaillerie en la década de 1990.

En 1989, Chopard abrió su primera boutique dedicada en Viena.

Hoy en día, el grupo cuenta con más de 140 tiendas en todo el mundo y no menos de 1.500 puntos de venta.

1996 marcó un paso decisivo en la estrategia relojera de Chopard. Karl-Friedrich Scheufele vuelve a sus raíces con la apertura de Chopard Manufacture en Fleurier, en Val-de-Travers.

Destinado al diseño y fabricación de los movimientos L.U.C. de alta precisión (llamados así por las iniciales del fundador de la Casa), Chopard Manufacture forma parte ahora del exclusivo club de los fabricantes de relojes de pulsera de verdad.

Chopard también ha estado muy involucrado durante muchos años en el trabajo de importantes organizaciones filantrópicas.

Las asociaciones a largo plazo vinculan al grupo con WWF, la Fundación Internacional Josep Carreras contra la Leucemia y la Fundación Elton John contra el Sida.

Relojes Chopard para hombre y mujer


También te puede interesar estas marcas de relojes: