Relojes LIP, una marca francesa con mucha historia

Lip Montre Homme Automatique 671251

LIP ha sido una de las más destacadas firmas de relojería del mundo y durante mucho tiempo representó la experiencia de la relojería francesa a nivel internacional. Los valores de la marca se basan en importantes innovaciones técnicas y en un esfuerzo constante por mantenerse a la cabeza del sector de la relojería.

Con orígenes que se remontan a más de 150 años, la aventura LIP no siempre ha sido fácil, pero se ha convertido en parte de la historia y sigue sorprendiendo.

Relojes LIP más vendidos

MÁS VENDIDOS TOP 1 LIP HIMALAYA 35 relojes unisex 671043
MÁS VENDIDOS TOP 2 Reloj automático Lip Himalaya en piel azul para hombre, de 40 mm
MÁS VENDIDOS TOP 3 LIP GENERAL DE GAULLE 39 COEUR BATTANT relojes hombre 671339
MÁS VENDIDOS TOP 4 Lip – Reloj para hombre Nautic Ski – H671M521
MÁS VENDIDOS TOP 5 Lip – Reloj de Hombre Nautic Ski – H671M522
MÁS VENDIDOS TOP 6 Lip Hiamalaya H671M589 - Reloj automático para Hombre (Piel Negra, Esfera Negra)

Aquí es donde todo empezó

Los orígenes de la marca tienen lugar en Besançon, en 1867. Fue en esta época cuando Emmanuel Lipmann decidió crear su propio taller de relojería, al que llamó «Comptoir Lipmann». Fue su familia la que le transmitió su pasión por el arte de la relojería.

De hecho, su padre era un vendedor de accesorios de relojes, y muchos miembros de su familia estaban vinculados a la industria, en particular en Alsacia. Ya en ese momento, Emanuel era un trabajador duro y apasionado, con su propia visión de la estética, y esto se podía sentir en sus resultados. El taller está funcionando sin problemas y está empezando a crecer rápidamente.

Su fundador tendrá tres hijos, todos los cuales estarán más o menos relacionados con el negocio familiar. Su hija Camille se encargará de una segunda fábrica, y su hijo Ernest trabajará en la parte técnica de la producción, mientras que su hermana Jenny se ocupará de la parte administrativa de la empresa durante un tiempo.

La firma familiar se hizo rápidamente un nombre en el mundo de la relojería y fue reconocida por muchos por la calidad y la estética innovadora de sus productos. En 1893, Comptoir Lipmann cambió su nombre por el de «Société Anonyme d’Horlogerie Lipmann Frères».

Una brillante colaboración

A principios de 1900, Ernest Lipmann buscaba formas de hacer que sus relojes fueran legibles en la oscuridad, incluso de noche. Fue en 1904 cuando tuvo la idea de colaborar con un par de investigadores físicos franceses que habían descubierto el radio sólo unos años antes, y que habían recibido el Premio Nobel de Física en 1903.

Esta pareja no era otra que Pierre y Marie Curie, que inventaron los primeros diales fosforescentes del mundo en nombre de Ernest Lipmann. Este invento nacerá así un año después de su premio nobel común, y sólo dos años antes de la muerte accidental de Pierre Curie en un accidente de coche de caballos.

Una marca en sí misma, e innovaciones en varios niveles

La compañía ha estado usando el nombre LIP desde 1896, con el lanzamiento del «Cronómetro LIP», pero no fue hasta 1908 que la empresa familiar usó la marca LIP como tal. Dos años más tarde, en 1910, LIP innovó lanzando una campaña de publicidad, con vallas publicitarias en las calles y artículos en periódicos y revistas, para fomentar su imagen de marca y su notoriedad.

Al mismo tiempo, la marca también propuso una nueva estrategia de comercialización: sólo distribuidores y vendedores seleccionados y exclusivos venden relojes LIP, y los precios de venta son controlados e impuestos por la marca. Esto permite al LIP trabajar con precisión en su posicionamiento, tanto en términos de precio como de comunicación, pero también en términos de gestión de las existencias y muchos otros criterios importantes.

Un negocio familiar, devastado por la guerra

A lo largo de los años, la dirección de la empresa ha cambiado, pero sigue siendo de la familia Lipmann. En 1931, James, Lionel y Fred Lipmann tomaron las riendas. Son la tercera generación de la familia que está a cargo de la empresa. También vendieron acciones a inversores para aumentar su capacidad financiera y ampliar su red de distribución, pero la familia sigue estando a cargo.

En 1933, el relojero André Donat presentó al mundo el calibre T18, que lleva su nombre en referencia al tamaño del movimiento del reloj, que es de 18 mm de ancho. ¡Una hazaña técnica en ese momento! Este calibre será un gran éxito y se utilizará durante muchos años. Es uno de los calibres de LIP que se han convertido en referencias, y que hoy en día son muy buscados por los coleccionistas.

Siendo los Lipmann de fe judía, los tiempos se volvieron difíciles durante la Segunda Guerra Mundial. En 1943, Ernest Lipmann y su esposa, padres de Fred y Lionel, fueron arrestados primero y luego deportados a Auschwitz, de donde desafortunadamente nunca regresaron. En 1945, la guerra terminó y Fred Lipmann se convirtió en el jefe de la compañía, ya que su hermano y su primo se habían concentrado en otros proyectos.

La constancia y la calidad reconocidas por los más grandes nombres del sector relojero

Para mantener viva la marca familiar, Fred Lipmann y su compañía están desarrollando colaboraciones con fábricas rusas. Esto permite que el LIP continúe creciendo y creando nuevos calibres modernos y altamente eficientes. En ese momento, LIP era una de las pocas empresas que dominaba de la A a la Z el proceso de fabricación de muelles espirales para relojes, y esto representaba una ventaja considerable sobre los competidores. Fred entiende esto, y usa esta ventaja tanto como puede.

En 1948, el calibre T18 mencionado anteriormente sigue en producción, y todavía se considera una maravilla de precisión y eficiencia. Un reloj ha tomado incluso su nombre: el T18. Es un reloj con una imagen muy importante para la marca, ya que es este modelo el que Francia decidió ofrecer a Winston Churchill como agradecimiento del gobierno por los servicios prestados por Gran Bretaña al hexágono durante la Segunda Guerra Mundial. Un símbolo histórico que quedará grabado para siempre en la historia de la PIL, y en la historia de Francia.

En 1950, varios exploradores franceses se propusieron conquistar el Himalaya y se equiparon con relojes PIL para este ascenso absolutamente increíble. Los modelos utilizados se llaman además «Himalaya», y están equipados con calibres especialmente diseñados para soportar el frío extremo. Estos relojes son en cierto modo los comienzos de los «relojes deportivos» tal como los conocemos hoy en día. El hecho de que estos exploradores confíen en los productos LIP representa un importante eje de comercialización que atestigua la solidez, la robustez, la precisión y la calidad de los relojes de la marca francesa.

LIP en la actualidad

Hoy en día, LIP ofrece casi 300 modelos diferentes de relojes, la mayoría con movimientos de cuarzo, y unos 60 equipados con movimientos mecánicos. Pantallas digitales, otras analógicas, modelos muy asequibles, otras más reservadas a los apasionados, estilos decididamente modernos en el espíritu de la época, otras mucho más inspiradas en el estilo vintage…

Todo lo encontrarás en LIP. Algunas colecciones son más llamativas que otras, pero en general, la marca ofrece productos con una interesante relación calidad/precio. Aquí hay una visión general de su amplia gama.

Dos «familias» de colecciones

De acuerdo con la idea de las dos colecciones presentadas en Baselworld 2015, que marcan el regreso de la marca a sus raíces tras la reapertura de un taller de montaje en Besançon, la gama LIP se divide en dos: relojes «Créateurs» y relojes «Historiques».

Relojes Creadores

Esta familia de relojes de diseño contiene, como su nombre indica, relojes que son el resultado de colaboraciones con diseñadores. Fue principalmente en los años 70′ que LIP comenzó a trabajar estrechamente con diseñadores de todo tipo. Una de las principales ideas detrás de estas colaboraciones fue traer la renovación de la marca y las gamas. Por eso varios diseñadores seleccionados por la marca no sólo estaban involucrados en el mundo de la relojería. Esto les permitió aportar una visión exterior y un nuevo punto de vista sobre los relojes y el futuro de la relojería, para seguir dando vida al concepto de LIP como vanguardista.

Aquí están algunos de los más memorables relojes de diseño:

De Bashmakoff

Entre estos relojes de diseño, obviamente encontramos el primer reloj mecánico francés con lectura digital: el De Baschmakoff. Su primera edición se remonta a 1968, y es François de Baschmakoff quien está en el origen de la misma. Este diseñador nunca había trabajado en un proyecto de relojería cuando empezó a colaborar con LIP. Es el primer diseñador independiente con el que LIP se asociará, e influirá enormemente en el futuro.

En el De Baschmakoff, las horas y los minutos están inscritos en discos que giran para indicar qué hora es a través de una ventana rectangular en el lado izquierdo de la caja. La desaparición de las manecillas es sorprendente, y este reloj es uno de los más llamativos de LIP.

Lip 1871328A+150072+143357 - Reloj digital de caballero de cuarzo con correa de piel negra - sumergible a 50 metros

La Mach 2000

Aquí hay otro reloj histórico, diseñado por el diseñador francés Roger Tallon. El Sr. Tallon ha trabajado para Peugeot, General-Motors, Air France y la SNCF, entre otros, en el proyecto del TGV. Se solidarizó con la lucha de los empleados de la LIP a mediados de los años 70′, y por lo tanto está entre otros en el origen del Mach 2000. Luego fue declinada muchas veces, y sigue siendo hoy en día emblemática en la era LIP.

Lip Mach 2000 H671M085 - Reloj para Hombre, diseño de cronómetro, Color Negro

Relojes Historiques

Aquí encontramos relojes que han marcado la historia de la PIL, puestos al día. Algunos de estos relojes se ofrecieron a los hombres de poder, otros representaban innovaciones grandiosas en la industria a varios niveles cuando salieron al mercado, y otros fueron seleccionados por profesionales para tareas que requerían relojes que pudieran soportar condiciones extraordinarias. LIP se ha distinguido en muchas ocasiones con relojes históricos, y sus versiones contemporáneas están ahora reunidas aquí.

Aquí están algunos de los más importantes.

Churchill

Como ya se ha mencionado, el reloj T18, que es también el nombre del movimiento que lo impulsa, es uno de los más famosos de LIP. Su precisión y su nivel de tecnicidad eran absolutamente grandiosos para la época, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que comenzó a producirse en 1935.

Todavía estaba en producción en 1948, el año que definitivamente lo convirtió en una leyenda, y no sólo en el mundo de la relojería. De hecho, fue en ese año que el gobierno ofreció una maqueta a Winston Churchill para agradecer a Gran Bretaña por su ayuda durante la Segunda Guerra Mundial.

Lip Churchill – Reloj Mujer – h671 m006 – Pulsera Piel Marrón – Reloj Color Dorado

Général De Gaulle

Como ya se ha mencionado, en 1958, el primer reloj electrónico fue ofrecido por Fred Lip al presidente americano de la época, Dwight Eisenhower, y al general De Gaulle. Este último le agradeció por escrito con estas palabras: «Al Sr. Fred Lip, gracias a quien mido las horas que me cuentan».

Actualmente existen varias variantes, algunas con movimientos de cuarzo, otras con calibres mecánicos. Depende de vosotros hacer vuestra elección según vuestros gustos y vuestras posibilidades financieras para ofreceros una pieza que cuente una parte de la historia de Francia.

LIP GENERAL DE GAULLE 39 relojes hombre 671344

Himalaya

Estos relojes, diseñados para soportar condiciones extremas, fueron elegidos por los alpinistas franceses que abordaron el ascenso del Himalaya al principio de los años 50′. Su precisión, facilidad de lectura y su infalible robustez impresionaron a los más grandes exploradores, que confiaron en ellos durante sus hazañas.

LIP HIMALAYA 35 relojes unisex 671043

Nautic-Ski

Lanzado en 1967 para celebrar el centenario del LIP, el Nautic-Ski fue el primer reloj de buceo francés resistente al agua hasta los 200 metros. En 1968, se lanzó oficialmente en Francia para los Juegos Olímpicos de Grenoble. Estos juegos fueron cronometrados por LIP y Omega. Las versiones actuales ofrecen las opciones de correa perforada más atractivas para estos magníficos relojes deportivos.

Lip Nautic Ski 671508 - Reloj automático para hombre

Panoramic

Otro reloj PIL que causó una gran impresión, esta vez creado por el gran Fred Lip. «El Fred» fue considerado un genio por algunos y un loco por otros, pero todos están de acuerdo en que definitivamente ha dejado su huella en la historia de la relojería.

En este modelo lanzado al final de los años 50′, el cristal se casa con la caja, sin un bisel que lo sujete. Una forma innovadora nunca antes vista en su momento, para una eficiente, minimalista y, por decir lo menos, sorprendente representación.

Reloj Lip Panoramic Classic 1960 - 671065

Ir arriba