Relojes Zenith

Zenith

Fundada en 1865 en Le Locle por un visionario relojero de 22 años, Georges Favre-Jacot, la Maison se dedicó inicialmente a la creación de relojes de bolsillo, péndulos y aparejos para la marina.

Se le reconoce rápidamente por la precisión de sus cronómetros, por lo que recibirá más de 2.300 premios de cronometría en su primer siglo y medio de existencia y empleará, en tan sólo diez años, a más de mil personas.

En 1911, Georges Favre-Jacot llamó a la casa, que todavía lleva su nombre, «Manufacture Zenith».

Nueve años más tarde, con una producción de más de dos millones de relojes, Zenith abrió filiales en Ginebra, Moscú, París, Viena y Nueva York.

Conocida por su precisión y la fiabilidad de sus instrumentos de cronometraje, la fábrica equipó los paneles de control de los hidroaviones de la marina francesa y de los buques de la marina italiana.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Zenith volvió a su actividad principal con la creación de nuevos movimientos automáticos.

Zenith El Primero

El nacimiento del calibre El Primero, el primer cronógrafo automático de alta frecuencia en 1969, le dio fama a la casa.

Zenith atravesaría entonces las siguientes décadas, así como el nacimiento del cuarzo con la constante creación de nuevos calibres, como el movimiento extraplano Elite.

En vísperas del tercer milenio, el grupo LVMH adquirió Zenith y le dió un nuevo impulso a la empresa.

En la feria Baselworld 2002, la compañía presentó cuatro nuevos movimientos y 14 nuevos modelos.

Zenith tiene más de 600 variedades de relojes.

Incluso hoy en día, todos los relojes Zenith tienen un movimiento fabricado por Manufacture du Locle.

En 2012, el paracaidista Félix Baumgartner se convirtió en una leyenda al lanzarse desde la estratosfera a una velocidad de 1.342 km/h, equipado con el décimo cronógrafo de El Primero Stratos Flyback Stratos.

Así, se une a la larga lista de pioneros que acompañaron a Zenith.


También te puede interesar estas marcas de relojes: